«Cannasexuales»

El término cannasexual fue acuñado por Ashley Manta, una terapeuta sexual de California, que en 2013 abrió una clínica de terapia y educación sexual basada en los supuestos poderes de esta planta, que es ilícita en muchos países del mundo.

«Yo ayudo a la gente a hacerse con el control de su vida sexual para mejorarla utilizando esta planta milagrosa llamada cannabis», le dijo a la BBC.

Manta ofrece desde sesiones individuales para hablar hasta talleres en grupo, a veces con elementos prácticos.

«Los talleres se centran en varios temas, habilidades, masturbación, sexo oral, lenguaje sucio, confianza con el cuerpo y mucho más».

La terapeuta va hablando a lo largo de esas sesiones sobre el uso que se le puede dar alamarihuana para potenciar las relaciones sexuales, en términos de tiempos, dosificación y métodos de consumo.

«De lo que se trata es de combinar sexo y cannabis atentamente», explica.

«Elegir qué productos o variedades puedes consumir o aplicar sobre tu cuerpo para potenciar el placer y la intimidad, y para aumentar la comodidad y la confianza».

Rate this post