Detenido en Madrid el líder del «cártel de Bagdad»

Se trata de la organización criminal panameña más activa

desarticulan soria dos clanes familiares dedicados trafico drogas 98 - Detenido en Madrid el líder del «cártel de Bagdad»
 En Soria fueron desarticulados dos clanes familiares dedicados al tráfico de drogas Desarticulan en Soria dos clanes familiares dedicados al tráfico de drogas

La Policía Nacional detuvo en Madrid al líder del «cártel de Bagdad», la organización panameña más activa conocida dedicada al tráfico internacional de drogas, de armas, ajustes de cuentas y homicidios.

Los agentes lo lograron localizar y detener el lunes en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón como presunto responsable de los delitos de organización criminal y blanqueo de capitales.

Este hombre se encontraba en paradero desconocido desde el año 2021, cuando se desarticuló el grupo criminal que encabezaba. La principal actividad de blanqueo se llevaba a cabo a través del contrabando en España de lingotes de oro procedentes de Panamá.

La investigación tiene su origen en 2021, a partir de una información del Departamento del Tesoro Norteamericano, que a través de su embajada en Madrid apuntaba al posible asentamiento del líder del principal cártel panameño en España y a la introducción de grandes cantidades de cocaína en Europa como principal trabajo.

Desde entonces, la investigación ha estado marcada por una estrecha cooperación con las autoridades panameñas y las autoridades judiciales con el objetivo de verificar esa información procedente de Estados Unidos y a la detención de los responsables. Los agentes de la Policía llegaron a reconstruir hasta más de diez operaciones de blanqueo de capitales cometidas por la organización, por importe de más de un millón de euros, han precisado en una nota.

Una vez que los investigadores comprobaron que una importante labor del blanqueo llevada a cabo por la organización se realizaba a través del contrabando de lingotes de oro que llegaban desde Panamá para su comercialización en una fundición de oro en España, los policías detuvieron al director financiero de la fundición, lo cual supuso un duro golpe policial contra el blanqueo a través de oro.

También descubrieron que otra gran parte del dinero blanqueado lo convertían posteriormente en moneda virtual. Los agentes identificaron a un ciudadano como principal responsable de la mercantil encargada de la conversión a moneda virtual, el cual resultó finalmente detenido. En total fueron arrestadas 10 personas, se bloquearon 92 cuentas por importe de 400.000 euros, 39 inmuebles por valor de 1,5 millones y 10 vehículos por valor de 170.000 euros.

La Policía explica que en aquel momento no pudo ser localizado el líder de la organización, pero siguieron las gestiones para conseguirlo en cooperación con las autoridades panameñas. Al final averiguaron que el principal responsable de la investigación se encontraba en Madrid, acabando con su arresto en Pozuelo de Alarcón.

También ayer la Guardia Civil, con el apoyo de Europol y dentro de la operación «Macadamia», ha desmantelado una organización criminal internacional dedicada a introducir grandes partidas de hachís en la Península para enviarlas a otros países de Europa, ha intervenido más de dos toneladas de esta droga y ha detenido a veinte personas.

La operación se inició en octubre de 2021, cuando la Guardia Civil detectó un envío de hachís que se encontraba oculto dentro de los palés de cebollas de un camión, por lo que se detuvo a sus dos ocupantes y se incautaron 468 kilos de hachís, según informó el cuerpo policial en un comunicado.

Posteriormente, en mayo de 2022, se detectó otro envío de una partida de droga distinta, oculta en la carga lícita de un camión que se dirigía a La Carolina (Jaén), tras lo que los agentes detuvieron al camionero e intervinieron 194 kilos de hachís y otros 30 kilos de marihuana. En ese mes, los agentes volvieron a interceptar en alta mar una embarcación que había fletado la organización donde se incautaron 1.800 kilos de hachís y se arrestó a sus tres ocupantes.

Mientras tanto, los investigadores conocieron el entramado de la organización y averiguaron que los responsables eran dos ciudadanos italianos que tenían una orden europea de detención y entrega desde hacía cuatro años.

A su vez, se constató que los cabecillas residían en poblaciones entre Sevilla y Málaga y que para evitar ser detectados adoptaban numerosas medidas de seguridad, como portar identidades falsas, cambiar de domicilio cada cuatro meses o viajar en una conocida empresa de transporte de pasajeros con conductor a través de internet. También se averiguó que los destinos de la droga eran Francia e Italia.

Rate this post