Nota Oficial

InicioSidi Omar🔴 Guerra del Sáhara Occidental | Nota oficial de la RASD.

🔴 Guerra del Sáhara Occidental | Nota oficial de la RASD.

.LUNES, NOVIEMBRE 23, 2020

 Nueva York. – 23/11/2020 – ECSaharaui.
El colapso de la cesación del fuego en el Sáhara Occidental debido a la agresión de Marruecos en el Territorio Saharaui el 13 de noviembre de 2020.

NOTA EXPLICATIVA
• Según lo confirmado por la MINURSO, a partir del 6 de noviembre de 2020, las fuerzas marroquíes comenzaron a desplazarse hacia la Zona Restringida (RA) a lo largo del muro militar ilegal marroquí en el Sáhara Occidental en flagrante violación del Acuerdo Militar núm. 1. Las autoridades marroquíes también trasladaron a la zona vehículos pesados, incluidas 16 niveladoras. Como advirtió el Frente POLISARIO, todos los indicios en ese momento sugerían que las tropas marroquíes estaban preparadas para entrar en la Franja de Amortiguación para dispersar violentamente a los manifestantes saharauis que se habían estado manifestando pacíficamente en Guerguerat, en la parte suroeste del Territorio.
• El Frente POLISARIO también alertó a las Naciones Unidas y, en particular al Consejo de Seguridad, de las gravísimas consecuencias que tendría cualquier acción militar o de cualquier otra índole de las tropas marroquíes en la Franja de Amortiguación de Guerguerat o en cualquier otro lugar, no solo sobre el alto el fuego y los acuerdos militares conexos, sino también sobre la paz y la estabilidad en toda la región.
• Para evitar una escalada de la situación en la Franja de Amortiguación en Guerguerat, el Secretario General de la ONU advirtió contra las violaciones del alto el fuego y las graves consecuencias de cualquier cambio en el statu quo. El 12 de noviembre de 2020, el Presidente de la Unión Africana (UA), Excmo. Sr. Cyril Ramaphosa, Presidente de la República de Sudáfrica, también pidió a los dos Estados miembros de la UA, la República Saharaui y Marruecos, que aliviasen las tensiones en la zona y mantuviesen el alto el fuego previsto en el Plan de Arreglo.
• Sin embargo, en flagrante violación del alto el fuego, las fuerzas militares marroquíes lanzaron un ataque brutal contra civiles saharauis desarmados en Guerguerat en el Territorio Saharaui Liberado (Territorio Saharaui) en la madrugada del 13 de noviembre de 2020. Ante este nuevo acto de agresión, las fuerzas militares del Frente POLISARIO se vieron obligadas a entrar en combate con las fuerzas marroquíes en legítima defensa y proteger a los civiles que fueron evacuados a lugares seguros.
• Tras el ataque militar contra el Territorio Saharaui, el 13 de noviembre de 2020 Excmo. Sr. Brahim Ghali, Presidente de la República Saharaui y Secretario General del Frente POLISARIO, dirigió cartas urgentes, tanto al Secretario General de la ONU como a la Presidenta del Consejo de Seguridad, para alertarles de la gravedad de la situación resultante del acto de agresión de Marruecos en el Territorio Saharaui.
• El Presidente Ghali también pidió a la Secretaría de la ONU y al Consejo de Seguridad que condenaran en los términos más enérgicos posibles el acto de agresión de Marruecos y que intervinieran urgentemente para poner fin al ataque al Territorio Saharaui, y que, además, responsabilizasen plenamente al estado ocupante marroquí de las consecuencias de su operación militar.• El presidente Ghali subrayó además que el hecho de que la acción militar de Marruecos se produjera en vísperas de la conversación telefónica entre el Secretario General de la ONU y el Frente POLISARIO, que estaba programada y tuvo lugar en la noche del 13 de noviembre de 2020, demostraba claramente que la operación marroquí fue un acto de agresión premeditado para torpedear los esfuerzos del Secretario General de la ONU para disipar las tensiones y reducir la escalada de la situación en Guerguerat.
• Marruecos ha admitido oficialmente haber lanzado una operación militar en Guerguerat el 13 de noviembre de 2020. En sus comunicados emitidos el 13 de noviembre de 2020, tanto el ministerio de asuntos exteriores de Marruecos como el estado mayor de las fuerzas armadas confirmaron haber iniciado la operación. Durante su conversación telefónica con el secretario general de la ONU, el rey marroquí admitió lo mismo el 16 de noviembre de 2020. La flagrante violación por Marruecos del alto el fuego es, por tanto, un hecho indiscutible, que el propio Marruecos ha admitido.
• Además, como lo confirmó la MINURSO y luego el primer ministro marroquí a los medios de comunicación el 17 de noviembre de 2020, Marruecos ha construido otro “muro de arena” que se extiende hasta la frontera mauritano-saharaui para rodear la parte recién ocupada del territorio saharaui. El Frente POLISARIO condena enérgicamente la ocupación ilegal por Marruecos de más Territorio Saharaui y advierte de las graves consecuencias de su intento de cambiar el statu quo. Informes recientes indican que las fuerzas marroquíes también han comenzado a sembrar minas alrededor del nuevo “muro de arena”.
• La carretera que Marruecos ha utilizado como excusa para lanzar su reciente acto de agresión y ocupar más Territorio Saharaui no existía en el momento de la entrada en vigor del alto el fuego el 6 de septiembre de 1991. Tampoco existía cuando el Acuerdo Militar núm.1 fue firmado entre la MINURSO y el Frente POLISARIO en 1997, y entre la MINURSO y Marruecos en 1998. Ninguno de los dos acuerdos preveía la apertura de brechas o la construcción de carreteras para actividades “civiles”, “comerciales” o de otra índole a lo largo del muro ilegal marroquí en el Sáhara Occidental.
• La operación militar intensiva lanzada por el estado ocupante marroquí en el Territorio Saharaui el 13 de noviembre de 2020 ha llevado peligrosamente al colapso del alto el fuego y los acuerdos militares conexos. Sin embargo, la ONU hasta ahora no ha hecho a Marruecos responsable por su reciente acto de agresión en el Territorio Saharaui ni ha tomado ninguna medida para disuadirlo.
• La guerra, que el propio estado ocupante marroquí ha admitido haber iniciado, ha convertido a todo el Territorio del Sáhara Occidental en una zona de guerra abierta. Hasta ahora, a pesar del intento de Marruecos de restar importancia a la gravedad de la situación, a lo largo del muro militar ilegal marroquí continúan los intensos enfrentamientos militares entre el ejército saharaui y el ejército de ocupación marroquí, que ya han causado pérdidas humanas y materiales.
• Desde el inicio de la implementación del Plan de Arreglo de la ONU-OUA en 1991, después de la entrada en vigor del alto el fuego el 6 de septiembre de 1991, el Frente POLISARIO ha hecho enormes concesiones para hacer avanzar el proceso de paz. Su flexibilidad y espíritu de compromiso, por ejemplo, hicieron posible que James A. Baker III, Enviado Personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental, negociara y concluyera los Acuerdos de Houston de 1997, que crearon “las condiciones necesarias para avanzar hacia la plena aplicación del Plan de Arreglo” (S/1997/742; párr. 27).
• Durante casi tres décadas, el pueblo saharaui ha estado esperando pacientemente el referéndum prometido por la ONU y el Frente POLISARIO ha estado ejerciendo la máxima moderación para salvaguardar el alto el fuego a pesar de las continuas provocaciones, acciones desestabilizadoras y transgresiones de Marruecos, incluidas, entre otras cosas, sus documentadas violaciones de derechos humanos en los Territorios Saharauis Ocupados y sus agresivos intentos de socavar la condición jurídica del Sáhara Occidental como Territorio No Autónomo.
• Por su parte, Marruecos ha bloqueado con impunidad el referéndum supervisado por la ONU. Ha estado haciendo todo lo posible para socavar el mandato de la MINURSO y su funcionamiento. En marzo de 2016, Marruecos expulsó, con impunidad, a 84 miembros del personal civil internacional de la MINURSO, incluidos los observadores de la Unión Africana (UA) a los que todavía no se les ha permitido regresar al Sáhara Occidental. Marruecos también sigue socavando el carácter internacional exclusivo de la MINURSO al exigir a la Misión, entre muchas otras cosas, que utilice matrículas de vehículos marroquíes en violación del acuerdo sobre el estatuto de las fuerzas firmado con la ONU en 1999.
• El reciente acto de agresión marroquí muestra que la paciencia del pueblo saharaui y la moderación demostrada por el Frente POLISARIO han hecho que Marruecos sea más desafiante e incluso se ha envalentonado por el silencio y la inacción de la ONU para responsabilizarlo por sus continuas transgresiones y ocupación militar ilegal de partes del Sáhara Occidental.
• Además, en lugar de responsabilizar a Marruecos por haber establecido una carretera ilegal a través de la Franja de Amortiguación, en Guerguerat en violación de los acuerdos militares vigentes, desde el 25 de febrero de 2017, el secretario general de la ONU, António Guterres, comenzó a pedir que “el tráfico civil y comercial regular no sea obstruido” en la zona (S/2017/307; párr. 12). La introducción de esta nueva terminología en las declaraciones e informes del Secretario General ha alentado especialmente a Marruecos a persistir en sus actividades ilegales en Guerguerat, que culminaron con su agresión militar en el territorio saharaui y la reanudación del enfrentamiento militar.
• Ha pasado más de una semana desde el inicio del ataque militar marroquí contra el Territorio Saharaui el 13 de noviembre de 2020 en flagrante violación del alto el fuego y los acuerdos militares conexos. Sin embargo, ni la Secretaría de la ONU ni el Consejo de Seguridad han tomado ninguna medida para responsabilizar a Marruecos de las consecuencias extremadamente graves de su reciente acto de agresión y para abordar la explosiva situación en el Territorio.
• La nueva demostración de la inacción de la ONU envía al pueblo saharaui un mensaje claro y habitual de que la indiferencia hacia su difícil situación y sus sacrificios por la paz, así como el «aquí no pasa nada» y el silencio ensordecedor ante la continua ocupación ilegal de Marruecos de su tierra siguen estando a la orden del día, incluso en un momento en que la paz y la seguridad en toda la región corren serio peligro. El pueblo saharaui, por supuesto, sacará sus propias conclusiones.
• Ante esta situación y la actitud desafiante del estado ocupante marroquí y su reciente acto de agresión y continua ocupación militar ilegal de partes del Sáhara Occidental, el Frente POLISARIO no ha tenido otra opción que ejercer su sagrado derecho a la autodefensa y utilizar todos los medios legítimos para defender el territorio saharaui contra la agresión marroquí.
-REPRESENTANTE DEL FRENTE POLISARIO ANTE LA ONU.