LA INVENCIÓN DEL «SARS-CoV-2».

https://drsambailey.com/covid-19/deus-ex-machina-and-the-invention-of-sars-cov-2/ 🦠🥳🤡 LA INVENCIÓN DEL «SARS-CoV-2».

Traducción parcial del artículo https://drsambailey.com/covid-19/deus-ex-machina-and-the-invention-of-sars-cov-2/ de «Deus Ex Machina»:

Un matemático alemán que trabaja con el Dr. Stefan Lanka acaba de publicar un informe titulado «Structural Analysis of Sequence Data in Virology – An Elementary Approach Using SARS-CoV-2 as an Example». Es una prueba más de que los virólogos están atrapados en un mundo de simulaciones por ordenador, simulaciones que en sí mismas son poco fiables, por no decir irreales. El análisis es una importante contribución que expone otro elemento de la anticiencia utilizado para perpetuar esta falsa pandemia. Además, es un desmantelamiento técnico de cómo se inventan todos los «virus» y luego se «encuentran» en un juego continuo de engaños.

💥Resumen:
➖ Se ha demostrado que ninguna de las secuencias genéticas utilizadas para fabricar los genomas del «SARS-CoV-2» procedía de virus internos. No está claro de dónde proceden los fragmentos genéticos.

➖ La secuencia original de novo «SARS-CoV-2» construida por ordenador y publicada por Fan Wu et al. no pudo ser reproducida con la metodología descrita en su artículo, lo que plantea dudas sobre cómo la produjeron y anunciaron al mundo el nuevo «virus».

➖ Los protocolos de PCR están calibrados para secuencias de origen no confirmado, que se encuentran claramente en muchos humanos y aparentemente también en otras cosas. No se ha demostrado que el proceso de PCR detecte un «virus», y mucho menos que diagnostique una enfermedad inventada llamada «COVID-19».

➖ Los virólogos se engañan a sí mismos realizando amplificaciones de 35 a 45 ciclos, ya que esto puede llevar a «detectar» secuencias que no están presentes en la muestra en absoluto. De hecho, la metodología puede llevarles a «descubrir» cualquier secuencia que esperen encontrar.

➖ Fan Wu et al. podrían haber encontrado mejores coincidencias con el «VIH» y el virus de la «hepatitis D» que con un nuevo «coronavirus» en el hombre de 41 años de Wuhan que presentó una neumonía como uno de los primeros casos declarados de «COVID- 19». Si quieren encontrar un «virus», todo depende de lo que el ordenador deba buscar.

Por supuesto, tiene mucho más sentido llegar al fondo del problema:
El «SARS-CoV-2» no es más que una simulación informática y, para empezar, nunca hubo un virus: todo es un fraude mundial.

El difunto Sir John Maddox, antiguo editor de Nature, había hecho una advertencia pertinente en 1988. Parece que los que se adentran en el mundo de las técnicas de detección molecular indirecta corren el peligro de no ver el bosque por los árboles, como dijo prescientemente:

🗣🤔😂»¿Existe el peligro en la biología molecular de que la acumulación de datos se adelante tanto a su absorción en un marco conceptual que los datos acaben siendo un lastre? Parte del problema es que la emoción de la caza deja poco tiempo para la reflexión. Y hay financiación para producir datos, pero poca para pensar».
Maddox, J. Nature 335, 11 (1998)

… De nuevo, puedes evitar todos estos problemas señalando:

🔴 ¿Dónde está el virus * ?

* Una diminuta partícula que es un parásito intracelular obligado (es decir, capaz de replicarse y transmitirse) que contiene un genoma rodeado por una envoltura proteica protectora codificada por el virus.
Por el Dr. Mark Bailey, 24 de febrero de 2022

Rate this post