Judaismo y Marihuana – Articulos interesantes

 

La marihuana ha sido parte de la vida judia antigua

New York

7 Noviembre, 2017 –

Festejando con el grupo Revivo y el uso del Schach

La marihuana siempre ha sido parte de la vida judía desde el antiguo Israel hasta el Shtetl

Madison Margolin- Anya Ulinich

La relación judía con la hierba es larga y variada, implícita pero arraigada.

 

El presidente Richard Nixon, padre de la Guerra contra las drogas, fue uno de los primeros en decirlo explícitamente: «Sabes, es una cosa graciosa, cada uno de los bastardos que están afuera para legalizar la marihuana es judío», dijo Nixon. «Lo que Cristo es el problema con los judíos, Bob, ¿qué les pasa? Supongo que es porque la mayoría de ellos son psiquiatras «.

 

¿Estaba Nixon en algo? Sin dibujar estereotipos burdos y cansados ​​como que los judíos están ansiosos y / o encogidos, entonces fuman marihuana o los judíos no son grandes bebedores, pero sí que aman su hierba: ¿hay algo digno de mención en el carácter de la relación judía con el cannabis?

 

De hecho, hay una serie de judíos involucrados en el activismo del cannabis. La famosa cepa de marihuana Jack Herer fue nombrada en honor al activista judío y autor del libro pro-cáñamo The Emperor Wears No Clothes. Drug Drug Alliance, una organización no lucrativa de reforma nacional, fue establecida por Ethan Nadelmann, hijo de un rabino, mientras que Rick Doblin dice que fundó la Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos como una contribución al «cambio social saludable, a la tradición judía de tikkun olam». «Y en Portland, la pareja de Roy y Claire Kaufmann organizan un seder de cannabis cada año, trazando paralelismos entre la Guerra de las Drogas y la Pascua basada en temas compartidos de esclavitud y libertad personal.

 

Tal vez sea porque los judíos se relacionan con los desamparados, y las víctimas de la prohibición del cannabis, en su mayoría personas de color de bajos ingresos, son los menos favorecidos.

 

A menudo, los beneficiarios del privilegio blanco, los judíos estadounidenses han podido fumar hierba con poca interferencia legal. Desde los años 60, muchos se encontraron en un grupo demográfico cultural donde el cannabis era un lugar común. «Cosas como fumar marihuana, no tanto hoy en día, pero en su momento, se consideró un comportamiento desviado», dice Shaul Magid, profesor de estudios judíos en la Universidad de Indiana, Bloomington. Y la tendencia judía a desviarse, el papel judío en la contracultura, dice, surgió de una tradición más amplia de participación judía en la izquierda: en el marxismo, el anarquismo y el socialismo europeo.

 

Pero en el mundo ultraortodoxo, donde el cannabis es cada vez más popular, Magid dice que carece del mismo estigma de Reefer Madness, más conocido entre los judíos seculares.

 

«Se encuentra una gran cantidad de marihuana en las comunidades Haredi y esas personas están interesadas en la experiencia, interesadas en tefillah [oración]», dice. «Uno de los efectos de la marihuana que el alcohol no tiene es que permite enfocarse en una cosa. Por algo como tefillah, eso es perfecto «.

 

Sin embargo, el papel de la marihuana en la oración en sí es tema de debate.

 

«La razón médica para usar cannabis es la más fácil para que alguien la acepte; la recreación, el derecho de un adulto a elegir lo que consume, es la segunda barra para aprobar», dice Roy Kaufmann. «Pero la barra más alta para borrar es el uso espiritual, y eso es desafortunado porque mucha gente puede comprender innatamente que hay un elemento espiritual para el cannabis, pero estamos en una sociedad donde la gente no se siente cómoda hablando de uso espiritual».

 

Mientras que Génesis 1:29 transmite que el cannabis (entre otras plantas) es kosher, no aconseja si puedes usarlo para orar: «Entonces Dios dijo: ‘He aquí, te he dado toda planta que da semilla que está esobre la superficie de toda la tierra, y cada árbol que tiene fruto que da semilla; será comida para ti «.

 

El Talmud dice que solo debes orar desde un «roshe koved», o un estado serio: Es decir, tu cabeza debe ser «pesada» y clara. Si el cannabis se interpone en el camino de eso, entonces no te pongas drogado antes de orar; si eso facilita, es una luz verde.

 

«Puedes usar cannabis para alcanzar un nivel espiritual», dice el rabino ortodoxo Simcha Green, radicado en Los Ángeles. Él explica que en hebreo la palabra para orar, l’hitpalel literalmente significa auto-juzgar. «Entonces el concepto judío de la oración es totalmente diferente del concepto inglés», dice. «En el concepto hebreo, no estás pidiendo algo [a Dios], te estás juzgando a ti mismo». Y a veces la naturaleza reflexiva y contemplativa del cannabis puede ayudar, permitiéndote mirar hacia adentro.

 

El hijo de Rabbi Green, Elie, fundador de los temas cannábicos de Doc Green, compara el estado de ánimo del cannabis con el estado de ánimo de Shabat: ambos te ayudan a estar aquí ahora, ambos incorporan oneg [placer gozoso]. «El cannabis eleva el alma, Shabat consuela al alma», dice. «En el judaísmo, elevamos las cosas físicas a un nivel espiritual». Los alimentos y las especias se sacralizan todo el tiempo en el ritual judío, como la bendición del vino en Shabat o las especias para Havdallah. ¿Por qué el cannabis no podía reemplazarse con Havdallah? ¿especia? Después de todo, el propósito de la especia es animarnos mientras nuestras «almas extras» parten después de Shabat.

«Como judíos, nos esforzamos por algo más elevado, literalmente», dice Green. «Todo el propósito de la Torá es darle a la vida un significado más elevado, no solo para que nosotros entreguemos a nuestras almas animales».

 

En el texto judío, kaneh-bosm (cannabis) tiene varias menciones, como con el aceite de la santa unción. La receta que figura en Éxodo 30: 22-23 requiere nueve libras de kaneh-bosm, seis cuartos de aceite de oliva, junto con mirra, canela y casia. «Se pensó que el aceite transmitía la experiencia de YHWH, el Señor, Adonai», dice Danny Nemu, bibliófilo y autor de Neuro-Apocalipsis.

 

El Shulchan Aruch (Código de la Ley Judía) dice: «Uno embellecerá [iluminación de vela de Shabat] cuando la mecha está hecha de algodón, lino o cannabis», mientras que el Talmud indica el uso de la planta en schach (cubiertas de techo de Sukkot), tallilot y tzitzit.

 

«Para mí es completamente obvio. Cada cultura que lindaba con el reino israelita tenía cannabis «, dice Nemu. «En Egipto, en la momia de Ramsés, encontraron polen de cannabis y el cannabis no era originario de Egipto. Tuvo que ser traído de alguna parte, y dos rutas comerciales importantes pasaron por Palestina «.

 

Los judíos de Europa del Este también usaron cannabis. «Los judíos han sido como los gitanos, marginados durante mucho tiempo, y nunca se sintieron obligados a obedecer las reglas de la sociedad que les rodea», dice. «A los judíos les gusta su cannabis y creo que también hay algo bastante degenerado u orgulloso al respecto». La naturaleza transitoria de la tribu judía significaba que solo podían traer elementos intangibles como la mente, la cultura y la experiencia; de ahí la combinación de una gran, la tradición académica, junto con el trippier, conceptos esotéricos en Torá y Kabbalah, pueden prestarse a una predilección judía por la exploración mental.

 

El Sefer Raziel HaMalakh del siglo XIII, un grimorio cabalístico (libro de magia), proporciona una técnica para proteger a los espíritus del ajenjo y el cannabis, así como para usar la hierba en ungüentos. Mientras tanto Bahya ben Asher, ak.a. Rabbeinu Behaye (1255-1340), escribió que los alimentos más puros se crearon para alcanzar un mayor conocimiento. «Se refiere explícitamente a esto el árbol bíblico del conocimiento y comenta además que tal conocimiento superior también se puede obtener a través del uso de medicamentos y medicamentos disponibles en este momento», dice Nemu. Rabbeinu Behaye también nota que el maná, «pan del cielo» mencionado en Éxodo, también tenía tales cualidades.

 

Mientras tanto, el siglo XVIII Baal Shem Tov, padre del movimiento jasídico, era considerado a menudo un curandero: un baal shem o doktor connotaba a alguien que recogía hierbas silvestres y cortezas para elaborar tinturas medicinales. También famosamente fumó de una pipa de agua (lulke en yiddish), que evocó «aliyat neshama» o ascensión del alma. En otras palabras, se estaba drogando, potencialmente con cannabis.

 

«Los místicos fumadores de pipas notaron los misterios e incorporaron el fumar en toda la estética», Yoseph Needelman, autor de Cannabis Chassidus. «Intentaron expulsar al movimiento jasídico por fumar y beber para llegar al éxtasis. Es una de las principales diferencias de cómo los diferentes tipos de judíos se relacionan con la hierba «.

 

Un tipo de judío es el neurótico estereotípico. El trauma a través de las generaciones, desde la Inquisición española hasta el Holocausto, ha llevado a un TEPT heredado. Por lo tanto, en Israel, donde el TEPT no diagnosticado corre desenfrenado entre una nación de veteranos de guerra, casi el 30 por ciento de la población ha fumado hierba en el último año. Sin mencionar, que Israel lidera el mundo en la investigación de la marihuana medicinal.

 

«Creo que la conexión judía con el cannabis, y la conexión israelí en particular, es que el gran uso del cannabis por parte de los judíos podría provenir de que siempre estamos sufriendo presiones y ansiedades existenciales a lo largo de la historia. ¿Qué calma y serena más que el cannabis? «, Pregunta Oren Lebovitch, presidente del partido de legalización del cannabis israelí Ale Yarok (Green Leaf) y editor en jefe de la revista en línea Cannabis. «Quizás, quién sabe, este es uno de los evangelios que el destino le ha dado al pueblo judío para que lo entregue. Dicen que ‘la palabra del Señor (Torá) saldrá de Sión’, así que tal vez esta sea una de las leyes de la Torá que estamos obligados a darle al mundo «.

 

Madison es una escritora con sede en Nueva York / Los Ángeles, con una especialidad que abarca el cannabis, la política de drogas y la vida judía. Síguela en Twitter @margolinmadison.

 

Leer más: http://forward.com/life/faith/386534/what-does-bible-say-about-marijuana/

Marihuana: Su historia a través del tiempo – Articulos interesantes – www.comprarmarihuanamadrid.com

Historia de Marihuana

Marihuana: Su historia a través del tiempo

En 1997 se encontró en Checoslovaquia una tira de cáñamo que se remonta al año 26.900 a. C., convirtiéndose así en el objeto más antiguo conocido asociado con las  (marihuana). Desde aquellos tiempos el cáñamo ha desempeñado un importante papel en el desarrollo de la humanidad. Durante miles de años la marihuana, además de ser legal, fue un cultivo muy popular entre culturas de todo el mundo. A lo largo de la historia su relevancia comercial, medicinal y espiritual ha sido enorme.

Planta de Cannabis Sativa (Wikimedia Commons)

Planta de Cannabis Sativa (Wikimedia Commons)

El cultivo del cáñamo, comúnmente conocido como marihuana, se remonta hasta hace, al menos, 12.000 años, lo que la convierte en una de primeras plantas cosechadas por la humanidad. Las plantas de cáñamo proceden de Asia Central, concretamente de las regiones de Mongolia y Siberia del sur. Las primeras pruebas de un uso cultural del cáñamo nos han llegado de la cultura Neolítica más antigua conocida en China: la de Yangshao, civilización que surgió en el valle del Río Amarillo. Entre los años 5.000 y 3.000 a. C. la economía de los Yangshao se basó en su cultivo. Pruebas arqueológicas demuestran que tejían cáñamo, confeccionaban sus ropas con cáñamo y también elaboraron cerámica a base de cáñamo.

Ánfora de cáñamo, decorada con marcas de cuerda, Cultura Yangshao, 4800 a. C., Shaanxi (Wikimedia Commons)

Ánfora de cáñamo, decorada con marcas de cuerda, Cultura Yangshao, 4800 a. C., Shaanxi (Wikimedia Commons)

Fue el emperador chino Shen Nung quien hizo uso por vez primera de la marihuana como remedio medicinal en el año 2737 a. C. Documentó su eficacia como remedio en el tratamiento de dolores reumáticos y producidos por la gota. Tanto el cáñamo como la marihuana fueron utilizados como psicoactivos, de forma generalizada, en la China ancestral. Los antiguos chinos hacían uso, prácticamente, de todas las partes de la planta de cáñamo: la raíz como medicina; el tallo para tejidos, cuerda y fabricación de papel; las hojas y flores como drogas y medicina; y finalmente las semillas para alimentarse de ellas y elaborar aceite. Las semillas de cáñamo eran también uno de los granos más utilizados antiguamente en China como ofrenda a los muertos en sus ritos funerarios.

Izquierda: Fibra de cáñamo procedente de la planta Cannabis Sativa (Wikimedia Commons). Derecha: Papel chino de fibra de cáñamo, usado para envolver,no para escribir, descubierto en tumba Han de Wu Di (140-87 d. C.) en Xi'An (Wikimedia Commons)

Izquierda: Fibra de cáñamo procedente de la planta Cannabis Sativa (Wikimedia Commons). Derecha: Papel chino de fibra de cáñamo, usado para envolver,no para escribir, descubierto en tumba Han de Wu Di (140-87 d. C.) en Xi’An (Wikimedia Commons)

Los primeros diarios médicos chinos fueron elaborados con cáñamo, material que acabó sustituyendo al viejo papiro como fuente de papel gracias a lo cual se promovió la extensión del conocimiento escrito. Así, poco a poco, también fue utilizándose el cáñamo para registrar todos los hechos históricos reseñables, sustituyendo, en este caso, a las viejas pastillas de arcilla y al carísimo papel de seda.

Alrededor del año 2.000 a. C., agricultores del litoral llevaron la marihuana de China a Corea. Más tarde llegó a la India entre los años 2000 y 1000 a. C., justo en la época en la que aquella región era invadida por los arios, un grupo que hablaba una antigua lengua indoeuropea. Ellos llamaron al cáñamo «bhang». En la India, la religión aria creció gracias a la tradición oral y fue recopilada en cuatro «Vedas», o libros de conocimiento escritos entre el 1400 y el 1000 a. C. Adoraban a los espíritus de plantas y animales, desempeñando la marihuana un papel muy activo en sus rituales. Exactamente igual que sucedió en China, los indios también mantuvieron un largo historial de uso del cáñamo tanto para confección como para medicina.

Cáñamo silvestre en Uttarakhand, India (Wikimedia Commons)

Cáñamo silvestre en Uttarakhand, India (Wikimedia Commons)

El uso del cáñamo en el antiguo Egipto está documentado desde el año 2000 a. C., habiéndose encontrado papiros que tratan sobre plantas medicinales en los que aparece el cáñamo. Primero fue documentado en Kemet (antiguo Egipto) para tratar los ojos doloridos y  las cataratas. Según Diodoro Sícolo, un historiador griego nacido en Sicilia, las mujeres egipcias usaban el cáñamo como una medicación para aminorar el dolor y los humores dañinos. También se halló polen de cáñamo, datado en el año 1213 a. C. sobre la momia de Ramsés II. Investigaciones posteriores han demostrado la presencia de polen de cáñamo junto a todas las momias reales.

Seshat, la antigua diosa egipcia de las medidas, los registros y los libros. Sobre su cabeza aparece una hoja de cáñamo junto con la flor. (Wikimedia Commons)

Seshat, la antigua diosa egipcia de las medidas, los registros y los libros. Sobre su cabeza aparece una hoja de cáñamo junto con la flor. (Wikimedia Commons)

La marihuana fue introducida en Oriente Medio entre los años 2.000 y 1.400 a. C. donde, probablemente, fue utilizada por los Escitas, una tribu nómada indoeuropea. Su uso médico en  Oriente Medio está registrado en el año 700 a. C. en el «Venidad», un antiguo texto religioso persa escrito, casi con toda seguridad, por Zoroastro.

Manuscrito con ilustraciones de cáñamo, coliflor, y boja (Wikimedia Commons)

Manuscrito con ilustraciones de cáñamo, coliflor, y boja (Wikimedia Commons)

Los Escitas fueron quienes trajeron el cáñamo a Europa, desde el Macizo de Altái hasta Alemania, hace unos 2.800 años. Los Griegos lo mencionan  en el año 200 a. C. como remedio contra el dolor de oídos, el edema y la inflamación. Desde allí la marihuana pasó a Gran Bretaña gracias a  las invasiones anglosajonas del siglo V.

Cannabis Sativa, tal y como aparece en las "Grandes Horas" de Ana de Bretaña, (1505-1508). Aquí tenemos, probablemente, la pintura botánica más antigua de la planta en el mundo occidental (macho y hembra). (Wikimedia Commons)

Cannabis Sativa, tal y como aparece en las «Grandes Horas» de Ana de Bretaña, (1505-1508). Aquí tenemos, probablemente, la pintura botánica más antigua de la planta en el mundo occidental (macho y hembra). (Wikimedia Commons)

Los españoles llevaron la marihuana a América a mediados de la década de 1500 y los ingleses la introdujeron en Jamestown en 1611, donde se convirtió en un cultivo muy popular y comercial junto al del tabaco.

En 1799, Napoleón introdujo la marihuana en Francia desde Egipto donde fue investigada debido a sus cualidades sedantes para apaciguar el dolor.

El cannabis utilizado como medicina (Wikimedia Commons)

El cannabis utilizado como medicina (Wikimedia Commons)

Finalmente, el cannabis llegó a Estados Unidos a principios del siglo XX, procediendo del sudoeste de México, traído por los inmigrantes huidos del país durante la Revolución mexicana de 1.910-1.911. Fue a principios de la década de 1.900 cuando comenzó a prohibirse el uso de la marihuana por medio de una serie de leyes estatales y locales. Años después, una ley federal llamada Marijuana Tax Act prohibió definitivamente su uso y venta en 1.937. Hasta su ilegalización en 1.937 en Estados Unidos (y en 1.928 en el Reino Unido), el cánnabis disfrutó de 5.000 años de libertad como planta terapéutica.

En la actualidad, el gobierno federal estadounidense clasifica en la misma lista de sustancias prohibidas a la marihuana, la heroína, el LSD y el éxtasis. Sin embargo,en los últimos años, el apoyo a la marihuana ha aumentado a nivel nacional en Estados Unidos con su legalización a nivel terapéutico en 32 de sus estados. Además, algunas naciones, como sucede en los Países Bajos, han despenalizado la posesión de marihuana en cafeterías. En el año 2001, Portugal se convirtió en el primer país europeo en suprimir, oficialmente, las penas criminales por posesión personal de medicinas, incluyendo la marihuana entre ellas. En la última década, un gran número de estudios científicos han probado los beneficios médicos del consumo de marihuana confirmando, así, lo que nuestros ancestros ya sabían hace miles de años.

Foto de portada: ‘Los fumadores de Kiff’, óleo de Gabriel Ferrier, 1887 (Wikimedia Commons)

metatags:

  • Cannabis americana Pharm. ex Wehmer
  • Cannabis chinensis Delile
  • Cannabis erratica Siev.
  • Cannabis foetens Gilib.
  • Cannabis generalis E.H.L.Krause
  • Cannabis gigantea Crevost
  • Cannabis indica Lam.
  • Cannabis intersita Soják
  • Cannabis kafiristanica (Vavilov) Chrtek
  • Cannabis lupulus Scop.
  • Cannabis macrosperma Stokes
  • Cannabis ruderalis Janisch.9